X. fracturando el ambiente

sonaba la música

como gruñidos.

latían

y las pulsaciones

aumenta porque

no sé, no sé

lo que hacer y los

escalofríos que

boom.

chocan.

boom.

la música

sigue golpeando y

hay tres mecheros distintos

fracturando el ambiente

y otro rollo del

mismo papel.

Anuncios

VI. Heroes – David Bowie

y estaba loca
por la vida,
y por gritar,
y agitando su
cabeza al son
de la música
avanzaba,
con unas ganas
inoportunas y tremendamente
apresuradas, por
los acordes de
la canción.
esa canción.
esa jodida canción
que animaba a algo
inhumano, que hacía
que su corazón latiera
más rápido,
que le provocaba ganas
de saltar,
que le daba ganas de
reírse en la cara de
esa gente.
“¡estoy viva!”
gritaba.
“¡estoy viva, joder!”
y nadie lo
negaba.
eran ella, los
tentáculos de su
mente y esa
puta guitarra. no
podía evitar gritar
de alegría, de
entusiasmo,
de ese maldito éxtasis que sentía
y que le hacía
alzar los brazos. estaba
ahí, en ese momento,
pisando la
arena, rodeada de
oasis, luchando por
el espíritu.
ese maldito espíritu
que cantaba con
el viento, que disipaba
el sonido.
y entonces podía
ser, por un eterno día,
otro más. simplemente
algo
más.